6° Campeón del Mundo de Ajedrez


Mikhail Botvinnik (1911-1995)

Mikhail Moiséyevich Botvinnik nació en San Petersburgo (Rusia), el 17 de agosto de 1911. Se destacó muy pronto en el ajedrez, a los 12 años, sorprendió al mundo del Ajedrez, venciendo al entonces campeón del mundo, José Raúl Capablanca, en una exhibición de partidas simultáneas.

Capablanca hizo comentarios magníficos sobre el juego de Botvinnik y pronosticó que sería campeón mundial.

Su primer éxito lo tuvo cuando, a los 15 años, terminó segundo en el Campeonato de Leningrado (Rusia). A los 20, ganó su primer título de la Unión Soviética, que volvió a conquistar en muchas ocasiones.
En el ámbito internacional, debemos destacar el empate que logró contra uno de los grandes jugadores de la década de 1930, Salo Flohr., y su victoria en el II Torneo de Moscú en 1935.

Fuera de su país jugó en Nottingham (Inglaterra), en 1936, logró un gran triunfo, al terminar primero, empatado con Capablanca y delante de Alekhine.

Desafió a Alekhine por el campeonato del mundo en 1946, pero el entonces titular, que se mostró muy complacido, falleció el mes de marzo del mismo año.

Pocos meses después, Botvinnik ganó el torneo de Groninga, donde fueron invitados los mejores jugadores del mundo, demostrando ser el más fuerte y pronto lo confirmó al ganar el match-torneo que organizó la Federación Internacional (FIDE) para cubrir la vacante del título, en 1948.
Botvinnik, en esta etapa de su vida, alternó el ajedrez con su actividad como ingeniero electrónico.

Defendió el título de Campeón del Mundo -con sendos empates- en las defensas que hizo del mismo frente a Bronstein (1951) y Smyslov (1954). Perdió el título en 1957, ante Smyslov, pero lo recuperó en el match-revancha, al igual que frente a Tahl, en 1957 y 1958 y con Tahl en 1960 y 1961. Perdiendo finalmente el título frente a Petrosian, en 1963.

Su estilo de juego era posicional y a ello añadió una sorprendente dedicación y estudio. Todo esto contribuyó a su larga permanencia en el máximo nivel. Posteriormente a 1963, Mijaíl Botvínnik fue retirándose del juego competitivo, dedicándose al desarrollo de programas de ajedrez para computadoras y para cooperar en el desarrollo de jóvenes jugadores, para lo cual creó la Escuela Botvinnik de Ajedrez. Los campeones mundiales Anatoli Kárpov y Gari Kaspárov fueron dos de los muchos alumnos de su escuela.

Una frase célebre:

“El mayor placer es cuando uno siente que está pensando y esto con lo que mejor se logra es con el ajedrez”

No hay comentarios:

Publicar un comentario